sábado, 14 de enero de 2012

Campaña Scout de Navidad



Por que a veces la navidad de verdad tiene sentido...
Por que hay que visibilizar estas acciones que merecen tanto la pena...
Por que estas cosas me siguen dando mi ración diaria de esperanza...
Por todo esto y mucho más, aquí os dejo un artículo sobre la campaña de navidad que lleva a cabo un grupo scout en el que tengo  una gran amiga.

---------------------------------------------
El que conoce a los scouts, o ha oído hablar de ellos alguna vez, tendrá ideas preconcebidas de lo que solemos hacer. Defendemos el respeto, la tolerancia, el amor por la naturaleza, la alegría y una infinidad de valores que faltan en gran parte de nuestro mundo. Dedicamos nuestro tiempo libre, y el no tan libre, a los demás, a un voluntariado que siempre se ve recompensado. Nos vamos de campamento, pero también ayudamos a los que están a nuestro alrededor. Recuerdo una noche de campamento junto al fuego, en el que andaba sentada con Lechuza Ruidosa, y me contó una historia acerca de uno de ellos…

"Se conoce que hace unos veinte años, el Espíritu de la Navidad, que siempre nos vigila por estas fechas, estaba haciendo su ruta normal junto con sus jóvenes y aprendices hijos cuando se dio cuenta de que, aunque había mucha gente feliz por la llegada de la Navidad, había una pequeña parte que no eran tan felices, personas cuyos rostros no reflejaban la alegría de las fiestas, personas que no tenían suficientes recursos para obsequiar a los pequeños con merecidos regalos de Reyes.

El Espíritu de la Navidad, no contento con esto decidió hacer algo al respecto y tras mucho pensar se le ocurrió una maravillosa idea:  Viajó hasta la casa de reuniones de un grupo de niños, jóvenes y adultos, que se reunían a menudo para aprender de la naturaleza. Una vez allí les concedió tres valores, los cuales fueron equidad, responsabilidad y humildad.

Con estos valores el grupo decidió crear una campaña navideña para que ningún niño se quedara sin juguetes y la llevaron a cabo. Comenzaron a recoger dinero, a pedir a los más afortunados que colaboraran con la idea, también pedían juguetes que la gente ya no utilizara y que estuviesen en buen estado para que otros niños pudiesen aprovecharlos.
Una vez tuvieron dinero y juguetes suficientes se hicieron con los nombres de los niños menos afortunadas; con estas listas organizaron a las familias por grupos asignándoles letras y números para que no hubiese ninguna equivocación y llegara cada juguete a su destino.
Una vez hecho esto el salón donde este grupo se reunía se convirtió en una pequeña fábrica, en la que seleccionaban y envolvían juguetes adecuados para cada niño, con la esperanza de que los Reyes se pasaran a recogerlos más tarde y lo repartieran todos en una noche.

Y así fue, una vez hecho el trabajo y una vez organizadas todas las familias, los Reyes de Oriente ofrecieron su ayuda a ese grupo de jóvenes y se desplazaron hacia la pequeña fábrica donde los niños podrían ir a recogerlos de la mano de los mismísimos Melchor, Gaspar y Baltasar junto con alguno de sus pajes.

Se dice que fueron miles las gracias dadas a ese grupo por lo que habían hecho, pero fue mayor el regalo que se llevaron ellos de los niños que recibían los regalos; sus caras de satisfacción, las sonrisas, las lágrimas de algunas madres, la felicidad, etc. Todo aquello era más valioso que cualquier regalo.
No podían tocarlos ni llevárselo a casa ni presumir de ello, pero podían sentirlo, guardarlo, recordarlo y sentirse ricos.

Aprendieron que cuando das sin esperar nada a cambio, recibes mucho más de lo que te imaginas. Ese grupo, se llama Anunciata; desde ese día siguen adelante con la campaña. Hace tres años que un grupo de scouts se hizo rico y utilizó esas riquezas para contagiar al resto del mundo de equidad, responsabilidad y humildad."

Y sí, desde hace muchísimos años, el Grupo Anunciata de Almonte realiza esta maravillosa labor en la época en la que ningún niño debe quedarse sin juguetes.

Por eso, y desde este escrito, llegue a muchísima gente, y  todos colaboremos para que, no solo en Almonte sino en todo el mundo, los niños tengan también sus juguetes en Navidad.

Ojalá el Espíritu de la Navidad nos contagie a todos durante el año entero.

Lechuza Ruidosa y Mapache Bohemio
Grupo Scout Anunciata 437

Almonte (Huelva)

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.