domingo, 3 de octubre de 2010

La Sonrisa y la Rabia.

En la vida cuando se es consciente del momento que se vive, de lo afortunado que uno es y de todo lo que uno tiene en la vida, se empiezan a necesitar y a deber tener dos tipos de momentos y actitudes ante la vida. Estos momentos son LA RABIA y LA SONRISA.
Si eres cristiano, católico, budista, hindú o te gusta simplemente pararte a reflexionar (orar lo llamo yo), es muy posible que tengas estos momentos mediante la oración, tanto parado conversando con Dios (el que sea) o con tu vida diaria, detalles en las demás personas o lo que sea.

Los cristianos, bajo mi punto de vista y mi experiencia, somos mucho de pedirle a Dios SONRISA, fuerzas para continuar en la lucha, mucho de pedirle ánimos y de que nos saque una sonrisa, de darnos cuenta en la oración de que somos afortunados y de todo lo que debemos agradecer, aunque también de olvidarnos cuando esta termina. Pero muy frecuentemente nos cuesta percatarnos del otro punto de vista que nos debe aportar nuestro Dios, el de la RABIA (por supuesto, bien enfocada, no una rabia violenta). Es algo que nos cuesta ver, una actitud que no está interiorizada. Cuando la lucha se hace encarnizada como lo es hoy en día, cuando debes competir en tu realidad por que muchos quieren aplastarte, y cuando además el macrosistema en el que vives te engaña y te hace llevar una vida que detestas pero de la que a veces no sabes cómo o no puedes salir, a menudo nos enfrascamos y conformamos con la SONRISA, y nos olvidamos de la RABIA, esa actitud que saco adelante los movimientos revolucionarios obreros hace años, esa actitud que debemos tener hoy en día con los nuevos movimientos revolucionarios que deben surgir para no dejarnos avasallar por este tsunamy social que amenaza con ahogarnos.

En el duro trabajo diario, en la dura lucha contra el mundo son necesarios momentos DE SONRISA que te den ánimos y te ayuden a seguir adelante, pero también momentos de RABIA que ten no sólo fuerzas, si no las ganas de seguir luchando. El primer vídeo es una buena herramienta para tener uno de esos momentos de SONRISA; el segundo (tened paciencia con él, que es en Francés subtitulado. Os aconsejo verlo con el dedo en el botón de pausa para pararlo y leer bien la letra), un momento de RABIA.


video


video


Además de los vídeos, os dejo dos artículos que complementan la reflexión aquí planteada casi de forma magistral. Os recomiendo encarecidamente que los leáis.

- Tras el 29-S. Una reflexión desde la izquierda obrera (Fuente: Rebelion)

- La última trampa del Banco Mundial (Fuente: Rebelion)

Espero que los disfrutéis (y que los comentéis XD).
Besos y abrazos.

P.D: Quizá nos ha faltado en España el 29S un poco de esa RABIA.

1 comentario:

Maribú dijo...

Es lo mejor y más personal que has escrito en el blog.
Me encanta =)

Se ha producido un error en este gadget.