viernes, 14 de mayo de 2010

Cuando el asistencialismo se convierte en educación.

Saludos a todos/as!

Está siendo una semana tranquila. Borja se ha ido de viaje con sus hermanos que han venido de España, así que la casa ha respirado algo más de silencio.

EL programa ha seguido adelante. La combi se volvió ha malograr el viernes pasado (esta vez fue Borja...) por un tema del liquido de embrague y hasta hoy no la hemos tenido de nuevo arreglada. Suponemos que por esto esta semana han venido menos niños (cosa que se agradece por otro lado...), porque hay niños que viven muuuuy lejos y cuando terminamos es de noche, irse en combi ellos solos pues no pasa nada, pero puede pasar y si se lo pueden ahorrar mejor (aunque en asuntos de dinero se lo paguemos nosotros). Suponemos que la semana que viene volveremos al número normalizado, unos 20 a 25 (más o menos).

Aprovechando que esta semana había pocos niños hemos aprovechado para hacer cositas que quizá con tantos no se podría o resultaría muy dificil; ya que se pierde mucho tiempo en mandar callar, controlarlos se vuelve imposble, estar atentos de todos aún más...
El lunes hicimos un pequeño taller de cocina en el que les enseñamos a hacer una ensalada de frutas (xo con yogur líquido, no con aliño) que nos sirvió como escusa para tratar el tema de la educación en la mesa, la higiene a la hora de comer, el cuidadado con los materiales de cocina, etc. Me gustó mucho como salió el taller por que los niños participaron bien y parecieron aprender algo.
Y hoy viernes en vez de dar el paseo correspondiente, nos hemos ido a una plazoleta al ladito del programa a hacer una gynkhana que les he explicado antes de salir con todos sentaditos, ya que si no iba a ser imposible. Hemos hecho 4 grupos y 3 pruebas muy divertidas; con un premio final de chuches y pastelitos que se supone que compartiría el grupo ganador. Cuando hemos llegado a la plazoleta se nos ha presentado un problema, en una esquina había una especie de columpio como el que hay en las ferias españolas con tubos, bolas, escaleras, pelotas, toboganes... todo junto en un espacio cerrado con una red. ¿Sabéis a qué me refiero? A esto (mucho más pequeño y algo descuidado, pero allí estaba, cosa que no hay en las plazoletas de España o de Sevilla...):


Y conforme hemos llegado a la plaza casi todos se han puesto a jugar olvidándose por completo de nosotros, o casi. Ahí yo he tenido que decir: vale, 15 minutos y empezamos; iluso de mi... En fin, hemos tenido que decir ya cansados de esperar y de llamarlos después de un tiempo más que prudencial que el grupo que estuviera unido y sentado antes ganaba el premio, y ahí han ido llegando poco a poco con mucho esfuerzo. Una vez todos sentados ha venido mi momento cumbre, ese en el que el título del post cobra sentido, ese que llevaba esperando su momento adecuado hace unas semanas ya. Cuando los hemos tenido sentados nos hemos puesto serios y les he echado una charla muy interesante, por mi boca salían las palabras adecuadas (también por que hacía un tiempo que queríamos decírselas). Que si debían llegar a la hora, que podrían haber jugado en el columpio si hubieran querido pero diciéndonoslo, no haciendo lo que querían sin echarnos cuenta a los promotores, que si venían al programa se comprometían a hacernos caso, que había que venir todos los días, no sólo los viernes a los paseos (que no sabemos por que, da la casualidad que siempre aparecen un número mayor de niños... Mode ironic: on), etc. Aquí no queda tan bien como ha quedado con los niños, pero la verdad que me ha gustado mucho la charla conjunta pedagógica entre Mariela y yo, respondían a nuestras preguntas y parecían incluso arrepentidos... Que pena que se les olvide todo tan pronto! En fin, esperemos que algo cale.
Después de eso hemos hecho la Gynkhana como hemos podido. Ha salido bien, han participado todos excepto alguno que se ha puesto demasiado pesadito y que hemos tenido que apartar antes de terminar y cuando hemos dado el premio al grupo ganador lo ha repartido sin pensárselo, y hasta ha parecido sincero y de corazón. Es una pena que tengamos el problema de al no ser profesores no tener ese toque de autoridad que a veces nos falta, pero bueno, lo paliamos con pedagogía y mano izquierda.
Además, la atención por las mañanas hemos decidido que se va a suspender. Estaban viniendo 2 o 3 niñas, algunos días ninguna, era sólo 2 días a la semana así que hemos decidido aprovechar ese tiempo para organizar, planificar, hacer compras de materiales, llamadas para visitas, reuniones, etc. Nos hace falta mucho trabajo de organización para ofrecer un servicio de calidad, así que lo vemos necesario.

En conclusión, ha sido una buena semana que esperemos prosiga mejorando.

Cambiando de tema, durante este mes se celebran las fiestas de Ilo. Cumple 40 años y este mes tenemos un programa lleno de actividades, teatros, conciertos, campeonatos de pin-pon, basquet, más teatros, más conciertos, concursos de cocina, de postres, conferencias, pasacalles, más conciertos, desfiles, etc. Las organizaciones también participan; el día grande es el último domingo con un desfile enorme llamado el CORSO DE LA AMISTAD en el que los NATs vamos a participar, ya os contaré más detalles.

Sin más, me despido hasta la próxima donde responderé algunas inquietudes que me han hecho llegar algunas personas sobre Perú, su gente, costumbres, tradiciones, idiosincrasia y demás. ¿Alguien tiene alguna otra cuestión que plantearme?

Hasta pronto!
Besos y abrazos.

P.D: El título de este artículo mantiene relación con algo de lo que me he acordado estos días. Me ocurrió cuando trabajaba en el CAI de Huelva, y de lo cual escribí un artículo que me parece uno de los mejores que he escrito. No dudéis en leerlo aquí.
P.D2: TQ

3 comentarios:

koki dijo...

Me emociona leer que todavía te acuerdas de nosotros, te exo de menos.

Merchita dijo...

Hola Cesitar, después de tiempo desconectada debido a la dichosa memoria, he vuelto a leerte y de nuevo, me ha encantado...Sigue transmitiendo cositas para acercarnos a otro mundo, que es el nuestro, para que no lo olvidemos...

P.D: La memoria muy bien, mejor de lo que pensaba, propuestas para que haga la tesis doctoral y yo.. sin neuronas para ello ni para nada.. Un besazo y cuídate.

Quique dijo...

Felicidades por esta experiencia.

Sera-Quique

Se ha producido un error en este gadget.