jueves, 20 de mayo de 2010

40 Aniversario de Ilo.

Saludos de nuevo a todos/as.

Después de una semana sin escribir son muchas cosas las que contar, pero me esforzaré por resumir para que no resulte un coñazo.

Esta semana llevamos a los niños el martes a un festival de Cuentacuentos que se organizaba por las fiestas de Ilo y su 40 Aniversario. Yo me esperaba un tio o varios o una compañía de teatro o algo así y tal, pero nada más lejos de la realidad. Cuando llegamos con los chicos vimos que iba a ser algo preparado por las instituciones educativas que habían querido, así que serían teatritos de algunos colegios... (primera decepción). Tarde, como siempre, se plantaron unos señores y señoras enchaquetadas en un atril a una esquina del pequeño auditorio a presentar los teatros: 6 colegios en total. No lo pudieron hacer peor, charlas totalmente formales, hubo una mujer que se puso a recitar el programa, los objetivos y los nombres de todo Dios que iba a pasar por allí, etc. Se suponía que era algo para los niños, no? pues no lo pareció, porque esas personas no tenían ni idea de lo que estaban haciendo (segunda decepción). Empieza el primer teatro y el sonido es una porquería, no se escucha nada, todo los niños se quejan por lo que la bulla contribuye a que oigamos aún menos; para colmo durante todo el rato que estuvimos allí hubo gente y colegios entrando y saliendo, sin caber nadie más en el salón! (tercera decepción). Por otro lado, puedo entender que la escenografía no sea la mejor del mundo, pero tres trozos de cartón o una manta no es una escenografía, a mi me daba como que bastante igual pero a los chicos no les llega ni les motiva algo así... (cuarta decepción). Yo estaba deseando salir de allí por que sentía que había sido una tremenda pérdida de tiempo, y la suerte me sonrió. El señor enchaquetado, frío y serio al que los niños no echaban cuenta y que se suponía que dirigía el acto llamaba a 2 grupos de colegios que quedaban y no aparecieron! encima de mal organizado, irresponsables... (quinta y última, aunque aliviadora, decepción). No comments.

Por lo demás ha sido una semana tranquila... El miércoles los niños se portaron regular en la merienda, pero bueno, días malos es normal en estos niños. El profesor de Danza nos abandonó (ya es el segundo) y hemos entrevistado a otro que conocía Mariela, a mi me da buena impresión, esperemos que le guste el proyecto, el programa, los chavales, que tenga una pedagogía adecuada, etc...
Nos estamos dando cuenta que hay niños que están cogiendo la dinámica de venir sólo los días que les interesa y faltar sistemáticamente otros... tenemos que hacer algo para solucionarlo o intentar engancharlos de alguna manera... Porque si no creemos que cada vez van a ir quedando menos, y eso es una pena. Además, el tema de que la combi de esté malogrando cada 5 días es un añadido para que esto ocurra porque hay niños que viven muy lejos y los padres no los envían si no tenemos movilidad ya que la vuelta es peligrosa.

Borja llegó el jueves y esa noche íbamos a comer anticucho para celebrarlo... y cuando faltaba poco para terminar de dejar a los niños en su casa con la combi... ¿a que no adivináis? ¡Si! la combi murió de nuevo... esta vez fue un reventón. En una zona sin luz oimos un PUM! noté que había pinchado; frené con cuidado y nos bajamos... rápidamente le dije a Mariela que cogiera un taxi y llevara a los niños y que ya nos veríamos mañana. Llamé al Centro Loyola y Erick apareció al rato largo con gatos para poner la llanta de repuesto... cuando me fijé, ¡las dos llantas delanteras estaban lisas! más lisas que las de la fórmula 1. Era un peligro... la otra llanta va a reventar en cuestión de días. Y cuando pusimos la de repuesto... estaba vacía! Erick tuvo que ir a llenarla y rezar por que no estuviera pinchada... En fin, llevamos la combi a guardarla y yo no la cojo más hasta que la arreglen! ¡He dicho!

Por lo demás todo genial. Ayer viernes había un festival de Tunas que estuvo muy chulo. Después fuimos a un macroconcierto para celebrar el 40 Aniversario de Ilo en el que también nos lo pasamos genial bailando cumbias y salsa e inflando condones como globitos que nos habían regalado hacía un rato.

Hasta aquí mi semana. Ahora iba a escribir respondiendo a unas preguntas que me lanzó mi madre sobre: la gente de Perú, el carácter de la gente, los adolescentes de por acá y sus esperanzas, sus carencias, virtudes, el tema de las mujeres, a qué juegan los niños, qué hago yo en general para intentar mejorar esas situaciones, etc. Pero he decidido que voy a dejarlo para un próximo artículo y esperar a que en los comentarios me lancéis preguntas o inquietudes sobre Perú, sobre mi trabajo o lo que se os ocurra que queráis saber para responderlo todo junto, ok?

Sin más, me despido hasta la próxima.
Besos y abrazos.

P.D: He subido algunas fotitos nuevas.
P.D2: TQ
Se ha producido un error en este gadget.