martes, 6 de abril de 2010

Semana Santa en Arequipa 2

Recordad que este articulo es la continuación del anterior, y debeis leerlo como si estuviera escrito el lunes. Que lo disfruteis.


----------------------------

El sábado nos despertamos a las 5.00 para desayunar, miento, para tomar un único y solitario té o Mate de coca con el que deberíamos aguantar otras 3 horas de ascenso (que para mí fueron 3 horas 40 minutos). La subida fue mucho menos grupal, cada uno a su ritmo. Era un ascenso casi vertical y mucho más recto que el descenso de ayer. Empezamos a las 5.30, justo cuando se empezaba a ver algo, para que el sol no calentará, por que si no sería insufrible. Había grupos que subían a caballo y otro caballos que esperaban a la mitad para esas personas que no pudieran más… si yo no fuera alérgico a los malditos equinos alomejor hubiera sido uno de ellos. Por triste que parezca debo decirlo: llegué el último de mi grupo, aunque no mucho después que algunos de ellos. El caso es que mientras hacíamos las caminatas me di cuenta qe mi mochila era la más grande y la que más pesaba… me cagué en %&/$ por no tener una mochila más pequeña y por haber dejado de hacer deporte, pero en fin, al menos aguanté. En la cima unas fotitos del cañón y para Cabanaconde (unos 20 minutos más) a desayunar un huevo revuelto, dos tostadas, un té, dos plátanos y un paquete de galletas.

Con algo más de fuerzas cogimos de nuevo la furgo que nos llevo de vuelta a Chivay pasando por un mirador para ver terrazas en las montañas Incas y pre-Incas donde los habitantes siguen cultivando. Impresionante las vistas. En Chivay comimos en un bufet y nos fuimos a un complejo de aguas termales que salen de la montaña (aguas volcánicas según nuestro guía) donde nos relajamos después de 23 km de caminatas en 10 horas aproximadamente. Había 5 piscinas que tenían desde 37 hasta 39 grados. El agua salía de la montaña a 39 os puedo asegurar que la piscina más caliente… quemaba tela.

Después de una hora de bañito de vuelta a Arequipa, pasamos por varios sitios donde paramos. El mirador de los volcanes, que es la parte más alta en la que estuvimos a casi 5000 metros de altura!! Desde donde se observaban los volcanes de la zona unos cuantos. Y la reserva natural de no se donde que era hogar de Llamas, Alpacas, Vicuñas y Uanacos. Precioso ver a esos animales pastando en libertad y con total tranquilidad como si de los caballos en la marisma rociera se tratara.

Y llegamos a Arequipa a las 18.30, con los gemelos destrozaos, yo una ampolla en el dedo gordo del pié derecho y Joaquin algo más perjudicao de la cuenta. Una duchita, un ratito de descanso y salimos a cenar que habíamos quedado con Teresa a las 20.30. Cuando salimos del hostel nos sorprendió una procesión! Dicen que la Semana Santa de Arequipa es muy parecida a la de Sevilla (salvando las diferencias claro), pues pudo comprobarlo; una virgen que me traslado a tierras sevillanas con su banda de música y sus costaleros… Algo curioso es que un grupo de bomberos (voluntarios en todo Perú) formaban con una cuerda alrededor del paso supongo que para que nadie entrara o por precaución.

Cenamos una hamburguesita y a dormir destrozaos!


La noche del domingo fue la muerte. No pude pegar ojo media noche por que un grupo de música daba un concierto en un bar al lado de nuestro hostel (es lo que tiene quedarte en el centro), y por la mañana me levanté con una tortícolis y un resfriado de cojones. Por la mañana sin prisa nos fuimos levantando, desayunamos, Borja y yo fuimos a un mercado de artesanía y regalos chulísimo, Joaquín se fue a esperarnos al hostel por que estaba muy mal, se va a quedar dos días más en Arequipa antes de partir a Cuzco (va a trabajar allí desde esta semana) por que se encuentra débil, la altura mezclada con el cansancio le han hecho mella. Descansa y mejórate amigo!

Salimos a comer Borja y yo solos y nos encontramos con Teresa que venía de visitar otros sitios de Arequipa. Comimos en un Turco y nos despedimos de ella hasta más ver. Borja y yo nos fuimos al hostel a ver por última vez a Joaquín, cogimos nuestras maletas y nos fuimos a la terminal (estación) a coger el bus de las 15.30 para Ilo. En el bus lo pase fatal con la tortícolis, cada bache o saltito era un infierno, pero la llegada (que no veíamos llegar…) fue triunfal. Nos acostamos pronto y hoy he descansado mucho mejor.


Pues nada, espero que visiteis los lugares de las fotos que estoy colgando del viaje (una selección de casi 100, poquito a poco) y leais sobre ellos en la Wikipedia o donde sea, por que no tienen desperdicio.


Sin más, me despido hasta la próxima.

Besos y abrazos.


P.D: TQ

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.