jueves, 17 de septiembre de 2009

Emisiones del Transporte, Capa de Ozono y Greenpeace.

Ayer vi por la tele una noticia que me aportaba cierta esperanza, os explico. La noticia decía que por primera en años vez el Agujero de la Capa de Ozono había empequeñecido. Si señores, al parecer empezamos a emitir de nuevo menos gases de los que la Capa de Ozono puedo soportar. Sin embargo, leyendo la revista de Greenpeace de Septiembre y la web de la misma ONG, me informo de que el panorama es bastante menos alentador...Qué es lo que pasa entonces? Pues supongo que algo estaremos haciendo bien, entre todo lo que estamos haciendo mal. Esperemos que así sea.

Por otro lado, me gustaría deciros que ya estoy mudado y acomodado en mi nuevo piso con mis compis. Muchas cosas buenas y una no tanto: No tenemos internet, bueno, pillamos un red inalambrica y nos conectamos cuando podemos, pero va muy lento y se desconecta cuando quiere, asi que intentaré mantener el blog con la mayor actividad posible.

Ahora un artículo para animar esto.
------------------------------------------------
Las emisiones del transporte casi se han duplicado desde 1990 y son la cuarta parte de las emisiones españolas.

Greenpeace abre la Semana Europea de la Movilidad Sostenible con propuestas para reducir el impacto del sector ante el necesario compromiso internacional sobre cambio climático

— Greenpeace ha presentado el informe Transporte: el motor del cambio climático (1) en el que se realiza una radiografía de las emisiones de gases de efecto invernadero del sector y sus causas. Además, la organización lanza sus propuestas para conciliar clima y movilidad con el objetivo de salvar el clima; estas medidas obtendrían un beneficio económico y social.

Las emisiones de gases de efecto invernadero son la principal causa del cambio climático. Las procedentes del sector del transporte ya alcanzan una cuarta parte del total de las emisiones españolas y han crecido casi el doble (89%) desde 1990.

“Seguir moviéndonos de la forma en que lo hacemos simplemente no es una opción. Si el gobierno quiere crear empleo de calidad en España, debe apostar por la movilidad sostenible, en lugar de seguir invirtiendo en grandes infraestructuras para el transporte. A paridad de recorrido de un viaje, el transporte público genera el doble de puestos de trabajo que la movilidad privada” ha afirmado Sara Pizzinato, responsable de la campaña Transporte de Greenpeace.

A menos de cien días de la Cumbre de Copenhague, donde se decidirá el futuro del Protocolo de Kioto, hay que recordar que, si los gobiernos acuerdan la disminución necesaria de emisiones de CO2 para salvar el clima (2), el transporte deberá enfrentarse a unas reducciones muy superiores a las actualmente planteadas (el 10% para 2020 sobre los niveles de 2005).

Greenpeace recuerda que la navegación y la aviación internacionales todavía no han sido introducidas en el Protocolo de Kioto y pide que esto se solucione en las negociaciones de Copenhague. Sólo en España, si estas emisiones ya hubieran estado incluidas, las emisiones del transporte habrían aumentado un 93%, debido a que la aviación internacional casi ha triplicado sus emisiones (+192%) entre 1990 y 2006 y a que la navegación lo ha hecho un 128% en el mismo periodo.

Según la organización ecologista, durante las últimas décadas el Gobierno español ha apostado por los modos más contaminantes de transporte de mercancías y pasajeros: el transporte rodado y la aviación (3). Esto ha provocado que el 42,7% del gasto energético español provenga de este sector en constante crecimiento.

España gastó en 2008 más de 28 mil millones de euros en importación de crudo. El 43% de todos los productos petrolíferos se destinaron a la automoción. Greenpeace defiende que si se introdujeran medidas para reducir la dependencia de la economía española de los medios más contaminantes en favor del transporte público, los medios no motorizados y el ferrocarril, además de favorecer a los vehículos más eficientes, se reduciría de forma importante su gasto energético.

Para que ello ocurra los primeros pasos a dar, según la organización, son la introducción de una Ley de Fiscalidad Ambiental en la Ley de Economía Sostenible que asegure un reparto de la presión fiscal en el transporte que penalice las actividades más contaminantes, así como se ha propuesto en la Proposición de Ley de Fiscalidad Ambiental presentada al congreso por Greenpeace junto con Ecologistas en Acción, CCOO, WWF-España y IU-ICV el pasado mes de julio (4).

Además, es imprescindible que se establezca un límite a las emisiones de CO2 de los automóviles, el medio que responde ya al 12% de las emisiones totales españolas, a 80 gCO2/km para 2020.

Como muestran los datos del informe, el gasto energético del transporte, y por lo tanto sus emisiones, no depende sólo de la energía que cada vehículo utiliza al moverse. Son factores muy importantes a tener en cuenta las infraestructuras que se deben construir para su funcionamiento y la ordenación del territorio. Se demuestra que una ciudad compacta puede disminuir cuatro veces el gasto energético anual por habitante en transporte y aumentar mucho más la accesibilidad de los ciudadanos a los servicios que necesitan de las grandes infraestructuras de transporte.

Ante esta situación, Greenpeace pide:
- Trasladar el 50% de las inversiones en infraestructuras para el transporte del Ministerio de Infraestructuras a gasto en gestión de la movilidad. El resto se deberá priorizar para la rehabilitación y mejora de las infraestructuras ya existentes.

- Revisar en profundidad el PEIT, condicionando y paralizando la construcción de todas las nuevas infraestructuras de gran capacidad hasta que se realice una correcta evaluación del impacto del Plan sobre la red Natura 2000 y sobre el cumplimiento de los acuerdos internacionales en materia de cambio climático.

- Impulsarcon carácter urgente una Ley de Movilidad Sostenible que, entre otras cuestiones, obligue a desarrollar el concepto de cercanía en la ordenación del territorio y en el urbanismo.

“Si España quiere cumplir con sus compromisos internacionales en materia de cambio climático debe abordar de forma urgente las ineficiencias y deficiencias en el transporte con medidas que reduzcan la necesidad de desplazamientos, favorezcan los medios de transporte público y no motorizados” ha añadido Sara Pizzinato.
------------
Notas:
(1) Informe disponible en http://www.greenpeace.org/espana/reports/090914.pdf

(2)Greenpeace defiende la necesidad de alcanzar un acuerdo internacional en la próxima cumbre de cambio climático, en Copenhague, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de los países industrializados un 40% sobre los niveles de 1990 para 2020, así como aconseja la comunidad científica.

(3) El informe contiene un ranking de los medios de transporte según su gasto energético (directamente proporcional a las emisiones de GEI).

(4) Se puede descargar la proposición de Ley de fiscalidad ambiental en este enlace: http://www.greenpeace.org/espana/reports/proposici-n-de-ley-de-fiscalid

— Greenpeace

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.