miércoles, 20 de mayo de 2009

Unabomber: ¿Visionario o terrorista?

Cómo dicen en mi Master, primero los antecedentes:
La alienación de un ciudadano estadounidense respetable.
Theodore J. Kaczynsky, graduado en Matemáticas en la Universidad de Harvard y profesor en la Universidad de California en Berkeley renuncia en 1969 con 26 años de edad a la docencia y un par de años mas tarde a sus vinculos familiares y a la vida en sociedad para vivir durante los siguientes 25 años, virtualmente sin ingresos, con minimos contactos sociales y en un medio agreste en su solitaria cabaña construida en las montañas de Montana.

Perturbado acerca del conflictivo rumbo de la sociedad actual, resentido ante la desatencion de sus padres y presa de las caracteristicas de su personalidad concibe en soledad un plan de accion directa y violenta ante lo que visualiza como la necesidad de promover la destruccion de la sociedad industrial vigente.

El plan se salda durante los proximos 18 años con tres muertos y mas de una veintena de heridos y mutilados como resultado del envio de explosivos antipersonales de construccion artesanal entre quienes visualiza como simbolos del sistema mientras logra atraer la suficiente atencion publica para hacer conocer bajo amenazas a traves de los medios un manifiesto de nivel academico elaborado a lo largo de esos años analizando la problematica del sistema y proponiendo los pasos revolucionarios para lograr su derrumbe.

El contenido del manifiesto sorprende por su rigor y lucidez, y a pesar de intentarse desvalorizarlo tildandolo de alegato ludita, se convierte en material de interes y estudio de investigadores, intelectuales y de todos aquellos que constatan la pertinencia de su diagnostico con la realidad en la cual paradojicamente queda atrapado el propio Kaczynski.

El Manifiesto antiindustrialista del UNABOMBER

En setiembre de 1995 un manifiesto de cerca de 35.000 palabras es publicado bajo coacción por dos de los diarios más influyentes de los EE.UU., el Washington Post y el New York Times. La publicación del manifiesto provoca numerosas polémicas originándose en una carta enviada por el Unabomber supeditando la cancelación de nuevos atentados a su publicación.

La autoria del manifiesto es reivindicada por un grupo terrorista que es identificado como Unabomber, aunque en realidad bajo esa apariencia se esconde un solitario ciudadano americano de mediana edad graduado en Matemáticas en la Universidad de Harvard y profesor en la Universidad de California en Berkeley; su nombre es Theodore J. Kaczynsky quien pocos meses mas tarde será detenido de un modo impensado por el FBI, delatado por su hermano.
El hecho que no reconoce antecedentes en la historia de la prensa de los EE.UU. es una concesion orientada a lograr la finalización de la serie de atentados con bombas postales que se vienen sucediendo desde 1978 contra universitarios, académicos, científicos y ejecutivos pero que incluyen entre sus víctimas también a desprevenidos intermediarios.

El manifiesto, titulado 'La Sociedad industrial y su futuro', difunde un sombrío y dramático diagnóstico sobre el presente y el futuro de los individuos ante el avance de la sociedad industrial actual. Analiza la problemática social a partir de los conflictos de motivación y poder que genera el sistema vigente y la definitiva perdida de libertad que nos depara el futuro bajo este sistema en manos de la tecnología. El rol de los científicos, empresarios y grupos izquierdistas no escapan a su analisis. La conclusión es una propuesta revolucionaria para destruir el sistema tecnológico-industrial actual cuyos perniciosos efectos sobre los individuos analiza en extenso, delineando una estrategia con diversos cursos de acción para lograrlo.



Pues bien, la fuente de este artículo es: Paralibros, y podeis encontrar el manifiesto entero aquí, o pedírmelo a mí que lo tengo en pdf.

Leamos simplemente la Introducción, ya que el material en sí es bastante extenso, pero creo que al menos esto merece la pena:

------------------------------------------------------
LA SOCIEDAD INDUSTRIAL Y SU FUTURO

Manifiesto de "Unabomber"

INTRODUCCIÓN

1. La Revolución Industrial y sus consecuencias han sido un desastre para la raza humana. Ha aumentado enormemente la expectativa de vida de aquellos de nosotros que vivimos en paises «avanzados», pero ha desestabilizado la sociedad, ha hecho la vida imposible, ha sometido a los seres humanos a indignidades, ha conducido a extender el sufrimiento psicológico (en el tercer mundo también el sufrimiento físico) y ha infligido un daño severo en el mundo natural. El continuo desarrollo de la tecnología empeorará la situación. Ciertamente someterá a los seres humanos a grandes indignidades e infligirá gran daño en el mundo natural, probablemente conducirá a un gran colapso social y al sufrimiento psicológico, y puede que conduzca al incremento del sufrimiento físico incluso en paises «avanzados».

2. El sistema tecnológico-industrial puede sobrevivir o puede fracasar. Si sobrevive, PUEDE conseguir eventualmente un nivel bajo de sufrimiento físico y psicológico, pero sólo después de pasar a través de un periodo de ajuste largo y muy penoso y sólo con el coste permanente de reducir al ser humano y a otros muchos organismos vivos a productos de ingeniería y meros engranajes de la maquinaria social. Además, si el sistema sobrevive, las consecuencias serán inevitables: no hay modo de reformar o modificar el sistema así como prevenirlo de privar a la gente de libertad y autonomía.

3. Si el sistema fracasa las consecuencias aún serán muy penosas. Pero cuanto más crezca el sistema más desastrosos serán los resultados de su fracaso, así que, si va a fracasar, será mejor que lo haga antes que después.

4. Por eso nosotros abogamos por una revolución contra el sistema industrial. Esta revolución puede o no usar la violencia: puede ser súbita o puede ser un proceso relativamente gradual abarcando pocas décadas. No podemos predecir nada de eso. Pero sí delineamos de una forma general las medidas que aquellos que odian el sistema industrial deberían tomar para preparar el camino para una revolución contra esta forma de sociedad. No debe ser una revolución POLíTICA. Su objeto no será derribar gobiernos, sino las bases económicas y tecnológicas de la sociedad actual.

5. En este artículo prestamos atención sólo a algunos de los acontecimientos negativos que han engordado demasiado con el sistema tecnológico-industrial. Además, mencionamos tales acontecimientos sólo brevemente o los ignoramos en su totalidad. Esto no quiere decir que observemos estos otros acontecimientos como triviales. Por razones prácticas, tenemos que limitar nuestras discusiones a áreas que no han recibido suficiente atención del público o en las cuales tenemos algo nuevo que decir. Por ejemplo, desde que están bien reveladas las tendencias ambientales y desérticas, hemos escrito muy poco sobre la degradación del medio o la destrucción de la naturaleza salvaje, incluso aunque consideremos esto de gran importancia.

Unabomber
-----------------------------

Siguiendo la dinámica que tan liado me tiene la cabeza estas semanas con los dichosos trabajos del Master, ahora viene la valoración personal y conclusiones:

La frase que lo resumiría todo y que me ronda la cabeza es: "Qué pena que este tío estuviera loco".

En 1995 ya el tío preveía que el fondo del problema no eran los gobiernos ni las políticas, si no las bases económicas y tecnológicas que llevan a este mundo de culo (con perdón). Lo tacharon de Anarquista primitivista o de Neoludista, pero yo creo que era un visionario.

Supongo que los entendidos y estudiosos del tema ya sabrían hace años que esta sociedad con el sistema económico y de crecimiento industrial que poseía, no iba a ninguna parte, lo que es aún peor por que aún sabiéndolo no hemos echo nada por intentar ponerle solución de ante mano.
Si va a tener razón el Unabomber este, la solución: una bomba y punto.

No, fuera de bromas. Hace unas semanas veíamos en el Master cómo la Sociedad del Conocimiento (SdC) se erige en esta nueva era de las Tecnologías y las Comunicaciones como la solución a los problemas mundiales, o al menos así nos lo quería vender algun ponente. Explico esto mejor; la SdC debe llevar el conocimiento, y por tanto el poder a las sociedades más desfavorecidas o en vías de desarrollo, para que así poco a poco este mundo sea más justo; en resumidas cuentas.

Dos claros ejemplos de esto:
1.- Nos ponían un video de una ciudad que están construyendo en ____ que será 0% contaminante, estará construida con materiales reciclados, se autogestionará en materia de bienes requeridos, etc. Nos la vendían como la ciudad del futuro. Ahora bien, ¿Dónde pensais que se construirá tal ciudad? En Japón claro. Pues seguimos con el problema central y aunque suene mal así lo digo... ¿y los negritos de África que se mueren de hambre qué?
2.- Otro ejemplo: Una foto nos mostraba un claro y buenísimo avance tecnológico que llevará a las comunidades campesinas de _____ a alcanzar la SdC. Una pantalla tactil TFT de 50 pulgadas para cada colegio con su correspondiente ordenador moderno y de última tecnología. ¿Adivinais dónde? En las Comunidades perdidas del campo de México. ¿Sabeis par qué usaban el ordenador y la pantalla? El ordenador para nada, la panatalla para colgar mapitas y de pizarra.

Está claro que esta sociedad debe avanzar y que tiene que apoyarse en las NNTT, pero no a toda costa, estas NNTT deben ser una herramienta para que estas sociedades sigan creciendo en valores y educación. Pienso como Unabomber, en el sentido en que esta sociedad y este mundo si me apurais no está preparado para las vertiginosas modernizaciones a las que nos vemos sometidos. Nos hacen olvidar muchos problemas no solucionados, y que no se solucionan con la SdC, y si no somos capaces de usar correctamente las herramientas que inventamos, por favor, no las inventemos.

Señores, Unabomber tiene razón y lo estamos viendo con la actual crisis. El actual sistema económico que, conociendo la forma de hacerlo ha podido ser el salvador y justiciero de este mundo, nos ha llevado a los más altos índice de pobreza, se cae. Y lo peor es que no queremos ver que debe cambiar, que no es autosostenible cómo en su día nos quisieron hacer ver los que lo inventaron para lucrarse personalmente. Tenemos el poder de hacerlo y sin embargo, no lo hacemos.

Tampoco podemos hecharle la culpa a los políticos cómo decía Unabomber, por desgracia éstos son sólo obejas criadas y educadas por un sistema que les hace ser como son. No podemos hecharle la culpa a ZP o Rajoy de cómo esta el país, porque no la tienen. Estamos en la era de la Globalización, no se las Comunicaciones, si no de los valores. Lo malo es que los valores fallan...

Este mundo debe basarse en un sistema económico solidario, sólo así llegaremos a algún sitio. Y fijaos que no hablo ni de sistema industrial, por que por supuesto, este también debe cambiar.
Es una pena que, ni siquiera en las ONG´s (ámbito que conozco algo...) donde se supone que abogan por una sociedad más justa y equitativa, los sueldos sean horizontales, o las decisiones se tomen entre todos.

Así no vamos a ningún lado. Volveremos a caer de nuevo en el mismo error, a tropezar con la misma piedra cómo estamos haciendo (anda que ingresar dinero a los bancos o dar ayudas para comprarse coches... pero estamos locos!!) Peor que los animales...

Se que soy muy negativo, pero es que... en fin. Pero bueno, fuera aparte, soy una persona optimista aunque no os lo creais y la esperanza es lo último que se pierde.


¿Qué pensais? ¿Revolucionario, visionario o terrorista?

Se ha producido un error en este gadget.